Cómo compartir piso y no morir en el intento. Primera parte.

Llevo compartiendo piso desde el 30 de Septiembre del año 2002. Exactamente 8 años, 6 meses y 24 días. No descuento el verano porque, aunque me volvía a casa, lo de compartir piso es un poco como una secta, una vez que has entrado ahí es muy difícil salir.

Al principio, con mis tiernos 17 añitos, fue una experiencia muy bonita y enriquecedora. Esa sensación de independencia, de “sentirse mayor”, de estar lejos de casa y tener que valerte por ti misma (bueno, entre comillas, ya que mi supuesta independencia estaba sufragada por mis queridos padres, que se merecen un altar).

Ahora, con 26, bonito, lo que se dice bonito, no es. Porque ya llega el momento en que necesitas tu espacio, tienes tu forma de hacer las cosas, de organizarte… y en un piso con cuatro personas es bastante complicado. Sobre todo si eres un poco maniática y no te gusta vivir entre mierda, como si fuese esto un establo.

En todo este tiempo, he vivido, entre Madrid y Segovia, en 8 pisos distintos. Sí señores, en OCHO. Con sus consiguientes mudanzas (esto se merece un post aparte y otro altar para mis padres. Qué digo un altar, una capilla!)

Mi récord de máxima duración es de 3 años y 2 meses, en el piso que estoy ahora. El de mínima, no sé si llegó a un mes.

La cifra, hablando de compañeros, es escalofriante. Ni más ni menos que TREINTA Y CINCO. Cada uno con sus historias, sus manías y rarezas… Igual que las tengo yo, por supuesto, que soy plenamente consciente de lo particular que soy.

He vivido con gente de todos los tipos, de distintas nacionalidades y religiones (y en general, se vive mejor con los chicos que con las chicas).

En estos casi 9 años, he conocido a gente maravillosa con la que la convivencia ha sido increíble, a gente con la que apenas tuve trato pero fue correcto, y también a mucho hijo puta, con perdón.

De estos últimos prefiero no acordarme!

A los buenos, desde aquí les mando un beso enorme: Elena (mi primera compi), Lourdes, Sara, Lau, Irene, Miguel, Ri, Mariapi, Marwa, Virgi, Alana, Kelly y Elaine.

A pesar de todo, compartir mi vida con cada una de estas personas me ha hecho ser la persona que soy ahora, me ha endurecido, me ha hecho ver que soy más fuerte de lo que pensaba, y que soy capaz de muchas cosas de las que no tenía ni idea. Por todo ello, gracias a los treinta y cinco.

Eso sí, que quede claro, ¡ESTOY HASTA EL MOÑO DE COMPARTIR PISO!

Dicho esto, lo dejo por hoy. En futuros posts contaré algunas de mis experiencias.

Marilyn Monroe decía que “vivir sola es como estar en una fiesta donde nadie te hace caso”. Yo me muero de ganas de ir a esa fiesta.

12 comentarios en “Cómo compartir piso y no morir en el intento. Primera parte.

  1. Hola Prima!!!!Bueno, lo primero es felicitarte por el Post, me ha gustado mucho a la vez que he empatizado mucho también.Te entiendo perfectamente. Desde que me fui a estudiar a Salamanca, allá por el curso 1998-99 vivo fuera de casa y por consiguiente compartiendo piso, a excepción de 2 años, curso 2007-08, por que fue mi primer año de trabajo y el curso actual, por que ya sentí la necesidad de tener MI propio espacio vital, y BENDITA LA HORAAAAA…En Salamanca fueron, 4 pisos en 7 años, 5 si cuento el piso de mi ex… jejeje… Un añito en Hannover, del cual tengo un gran gran y buen recuerdo y 4 en el mismo de Gijón. En todos ellos he compartido espacio vital, buenos y malos olores y sofás…. hayy el sofá, es un mueble que no conoces su valor hasta que no lo tienes que compartir con nadieeee..jejee… Bueno, ánimo que ya no te quedará mucho para poder gozar de tu propio y merecido ESPACIO VITAL.BSs

    Me gusta

  2. Hola, Rosa:Soy Pablo Martínez Calleja y soy profesor en la Universidad Leuphana, en Lüneburg. Me ha gustado mucho tu blog, y en especial me han gustado mucho las dos entradas sobre vivir en un piso compartido. Tenemos un seminario sobre interculturalidad y tenemos este tema ahora mismo en clase y voy a recomendar a mis estudiantes que lean tu blog y que se comuniquen contigo.Te mando un saludo,Pablo

    Me gusta

  3. Buenas tardes Pablo:Muchas gracias por tus comentarios, he de decirte que me ha hecho mucha ilusión pensar que me leen desde Alemania! Por aquí está mi Twitter, si tus alumnos desean ponerse en contacto conmigo estaré encantada de atenderles por cualquiera de estos medios. Hablo inglés, por si el idioma pudiera ser un obstáculo. Un saludo afectuoso,Rosa

    Me gusta

  4. Hola, Rosa:Qué alegría recibir una respuesta tan rápida. Mis estudiantes empezarán a tomar contacto contigo, en el blog, durante esta semana. La idea es que solo os comuniquéis en español. Hemos trabajado sobre el tema de las experiencias de compartir piso y sobre eso va a girar la comunicación, en principio… También estamos haciendo un blog, pero ellas te contarán. Luego te escribo por el Twitter. Gracias, Pablo

    Me gusta

  5. Hola Rosa,soy estudiante en Alemania y vivo en un piso compartido también. No es fácil. Para mi el mejor es vivir con solo una persona. Sí hay muchas personas siempre hay fiesta. Vivo con una amiga. Podemos hablar sobre problemas. No disputamos. Claro que también hablamos sobre otros temas. A mi me gusta vivir con una chica. Es importante tener las mismas opinions sobre el orden y la limpieza. Por eso a veces es mejor vivir con personas que conoces.Sí quieres conocer a la vida alemán puedes leer el blog de nuestra clase de español: http://bloguay.com/lavidalueneburguesa/

    Me gusta

  6. Hola Hummeli! Gracias por escribirme! He estado viendo vuestro blog, me ha gustado mucho el post de las corridas de toros, sobre todo las ilustraciones! :) yo también creo que es mejor vivir con sólo una persona. El problema es que en el último piso en el que estuve, vivíamos CUATRO! Una locura… Y si la gente no es muy limpia y quiere hacer siempre fiestas, es un problema para los demás. Pero a pesar de ello he tenido muy buenos compañeros y compañeras y no todo han sido cosas malas, también ha habido grandes experiencias. Gente que se preocupa por ti cuando no tienes a tu familia cerca, que te hacen una fiesta sorpresa por tu cumpleaños, o con los que compartir una comida o una cena agradable y charlar hasta la madrugada! Seguiré leyendo vuestro blog, no dudéis en escribirme para lo que sea, me gustaría mantener el contacto con vosotros. Te mando un fuerte abrazo! Rosa

    Me gusta

  7. Hola Rosa,me llamo Emma and soy una estudiante de Lueneburg, una ciudad pequeña en Alemania. Nuestro profesor ya ha escribo a tí.Me gusta tí blog, es muy interesante y bromisto. Me gusta el modo como escribes.No me puedo imaginar vivir con ocho personas diferente! Excepto les son de mi familia. Y actualmente no quiero vivir con todos en una casa tampoco ;-)Pero creo que está una experiencia buena. Está possible de descansar?En este momento vivo solo con una persona, una chica muy buena. No lo he conocido antes de la entrada en el piso, pero he tenido mucha suerte.Quizás quieres ver nuestro blog… http://bloguay.com/lavidalueneburguesa/Mando muchos saludos,EmmaP.D. Gracias para tu cometario a mi articulo de los toros :-) !

    Me gusta

  8. Hola Rosa,soy una de las estudiantes de la Leuphana Universidad, también. Me gusta mucho leer tus cuentos sobre la vida en un piso compartido. Creo que el misterio de los cacharros sucios es un fenómino que existe en muchos pisos. Viví en un piso con 3 chicas. Tenían un lavaplatos, pero la vajilla estaba siempre en el fregadero. ¿Eso tiene sentido, no? ;)Un otro piso compartía con solo una chica, pero los platos no se movían, tampoco. Lo me molestaba mucho.¿Y hoy día? Vivo sola y comprobo que las personas que he usado la vajilla no son culpable porque tengo el mismo problema.Sabo el secreto de los platos y sus amigos: Susurran a sus víctimas que deben olvidar lo que ha pasado. Tus amigos compñeros de piso estan bajo hipnosis! Quiezas puede perdonarles. ;)

    Me gusta

  9. Gracias Emma y Wombatini! El secreto es vivir con poquita gente y que tengan unos hábitos y gustos parecidos. Aunque ya con mi edad lo que me apetece es vivir sola o con mi novio, pero ahora no tengo trabajo, ya sabéis que la situación en España es un poco difícil ahora! El misterio de los platos sucios creo que es una situación universal y sólo los grandes científicos y los servicios secretos de la CIA, FBI o Interpol podrán descifrarlo :)Ahora ya no vivo en ese piso, estoy viviendo en casa de mis padres y es un poco difícil también porque aunque son mi familia, estoy acostumbrada a la independencia y es un poco raro.Un abrazo a las dos, espero tener noticias vuestras pronto!

    Me gusta

  10. Hola Rosa,oí de la situación en España y comprendo que tener que un poco difícil. Una amiga quiere abandonar Alemania, para trabajar y vivir en España, pero por el momomente está más fácil cuándo se queda ahí.Y vivir con sus padres… es sólo por el momento. Después volvía de un año en el extranjero, he vivido del casa de mi hermano major. No estaba fácil de dar algo propio. Pero por esto es bien cuando tienes una família!Un buen tercer adviento!Emma

    Me gusta

  11. Hola Rosa,yo comprendo, que quieres vivir sola o con tu novio. Para mi es lo mismo. Soy en un edad en que necesito mi espacio y mi orden especial. ;)Vivir con otras personas es una experiencia importante, pero no lo no quiero continuar ahora.Muchos Saludos!Wombatini

    Me gusta

¡Deja tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .