El Apocalipsis

El fin del mundo está cerca. Eso dicen últimamente un montón de agoreros en Twitter. La semana pasada, el día fijado para el supuesto cataclismo, esto fue Trending Topic. Hemos sobrevivido una vez más. Sin embargo, y aunque yo no suelo creer mucho en estas historias rollo Nostradamus, acontecimientos recientes me hacen replantearme muchas cosas, incluída la credibilidad de estas profecías fatalistas.

Es la única explicación que encuentro para determinadas cosas que salen en las noticias: la profusión de desastres naturales, como las erupciones del Etna y el volcán islandés de nombre impronunciable, el tsunami ocurrido en Japón el pasado 11 de Marzo (que está ganando puntos para convertirse en una fecha maldita) y el terremoto que asoló Lorca el 11 de Mayo (seguimos con los onces). Múltiples accidentes de trenes, aviones… los de coches son tantos y se cobran tantas víctimas que es difícil contarlos. Mujeres asesinadas a manos de sus maridos, cientos de crímenes violentos…. en fin, demasiadas desgracias en nuestro día a día.

Pero lo que acaba de convencerme de que vamos derechitos a una hecatombe no es que el Barça haya ganado la Liga y pueda ganar otra Champions, que también, sino esta maldita CRISIS que en España ya se
ha cobrado CINCO MILLONES de empleos, entre ellos el mío, y de la que parece imposible salir.

Un primaveral 15 de Mayo, con sus rayitos de sol, trajo unos esperanzadores brotes verdes, en forma de manifestaciones y acampadas repartidas por toda España y con la puerta del Sol como estandarte de este movimiento de protesta contra el sistema. “Los jóvenes han despertado al fin de su letargo”, comentaban los más mayores.

Pero este movimiento social, llamado 15-M, que entre otras cosas, aboga por una democracia real, por eliminar el bipartidismo, por un gobierno desligado de la banca, una separación real de poderes y un montón de cosas más, esta bonita utopía que nos hacía pensar que realmente nosotros podríamos cambiar las cosas, para mí se acabó la noche del 22M con el escrutinio de los votos de las elecciones regionales y municipales.

Esa noche, un Gallardón algo ebrio (y no sólo de euforia o poder), una triunfal Esperanza y un Rajoy exultante, celebraban en el balcón de Génova que nuestro país pronto volverá a tener un gobierno supuestamente de centro, pero cada vez más escorado hacia la derecha. Ya tienen el control de casi todas las autonomías de España, por lo que presidir el gobierno parece sólo cuestión de tiempo.

El otro bando no ha sabido reaccionar a tiempo. No entiendo mucho de política, pero creo que no han sido un gobierno muy socialista, eso sólo lo llevan en el nombre. De todas formas, no comprendo que se castigue a un partido que, teóricamente siendo de izquierdas, ha ejercido una política de derechas, escogiendo a otro grupo que abiertamente realiza esta política. A lo mejor los ciudadanos han preferido saber de antemano la que nos va a caer y no llevarse la sorpresa más tarde.

El movimiento 15-M se perfilaba como algo que invitaría a ambos partidos a hacer un profundo examen de conciencia. Supongo que el PP no se tomará en serio ni una sola de nuestras protestas de cara a las generales de 2012. Al fin y al cabo, el pueblo soberano habló el domingo en las urnas y les dio luz verde hacia La Moncloa.

Un comentario en “El Apocalipsis

¡Deja tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .