La visión de una taurina sobre el Toro de la Vega.

El pasado martes 13 de septiembre tuvo lugar en Tordesillas el Inmemorial Torneo del Toro de la Vega, que se celebra en esta localidad vallisoletana desde hace muchos años.

El origen de esta tradición se remota a finales del siglo XV. Hay varias versiones, la que yo he oído es la siguiente: se cuenta que la Reina Isabel la Católica pasaba por Tordesillas en un viaje dirección Zaragoza cuando un toro de los que se utilizaban para las justas de los nobles se escapó del lugar donde se hallaba pastando. El animal se encaminó hacia el puente, por donde pasaba la Reina, y se dirigía hacia el caballo de ésta, cuando Hernando de Vega, uno de los caballeros que la acompañaban (y que no había huído en estampida como casi todos los demás) se bajó de su montura y con una lanza mató al toro evitando que este embistiese a doña Isabel I de Castilla. Desde entonces, se celebra anualmente un torneo para conmemorar esta hazaña.

A mi me gustan los toros desde pequeña. En mi familia siempre han sido muy aficionados – cosa normal por esta zona – y me llevaban a muchos festejos incluso siendo yo un bebé (el primer verano de mi vida, tenía yo ocho meses y mi madre cuenta que me daba de mamar en el coche).

Recuerdo las tardes que me pasaba sentada en la alfombra en casa de mi abuelo mientras este veía la feria de San Isidro o la que tocase. Los toros, de una forma u otra, me han acompañado siempre.

Dicho esto, aclararé algo. Lo que a mi me gusta realmente son los festejos populares, es decir, los encierros, capeas, desenjaules y sobre todo los concursos de cortes. Como la mayoría de la gente no sabrá lo que son, os dejo un vídeo de un concurso para que le echéis un vistazo.

En este tipo de eventos taurinos, los animales no mueren. Si sufren o no, yo no soy quién para juzgarlo. Pero no hay sangre, no hay golpes (o no debería, porque están prohibidos por ley) ni nada semejante.

Las corridas de toros y rejones no son lo mío. Y el martes estuve en el Toro de la Vega, sí, pero para cuando el animal murió, ya estábamos de vuelta en casa, a 35 kilómetros de Tordesillas. No me gusta ver morir a ningún animal y mucho menos a los toros, la verdad. En especial si es de una manera que yo (a título personal) también considero un poco salvaje, como en el caso de la tradición tordesillana. Sé que muchos taurinos comparten este sentimiento.

A pesar de ello, comprendo que el toro de lidia es una especie que se creó únicamente con ese fin. Las reses son criadas durante varios años en enormes fincas, alimentadas con pasto y piensos, viven a su aire, en manada. Tienen una buena vida que acaba en un ruedo.

Y repito que aunque esté acostumbrada, no me gusta verlo, pero me parece una forma mucho más noble de morir que la de los animales en el matadero. Muchas personas en nuestro país viven del negocio del toro de lidia, y acabar con esto ahora supondría otro gravamen para nuestra ya maltrecha economía.

Lo que me parece muy cínico es la actitud de determinadas personas que se hacen llamar defensoras de los animales. Porque animales no son sólo los toros, pero formar jaleo en vísperas del Toro de la Vega es muy mediático, sale en todas partes y así se consiguen más adeptos para la causa. Animales también son los pollos que están hacinados en los criaderos y mueren de una descarga eléctrica, u otros muchos animales que están en granjas en condiciones espantosas y luego mueren de un tajo. Lo que pasa es que eso no vende, eso no lo sacan en la tele.

Animales son también las vacas que se utilizan para fabricar el calzado y los cinturones de piel que usan algunos de estos amantes de los animales, que no son todos vegetarianos, alguno bien le da al jamón. ¿No sufre el cerdo en la matanza? Es decir, ¿es el sufrimiento directamente proporcional al tamaño o a qué? Porque los cerdos también tienen muy desarrollado el sistema nervioso… Yo creo que algunos de estos antitaurinos miden con un doble rasero. Pero claro, ahora está de moda. Comer marisco o vestir prendas de cuero o pieles no es una necesidad, sino un capricho, al igual que asistir a una corrida de toros.

Considero que hay cosas mucho más importantes por las que protestar que la abolición del Toro de la Vega. No digo que garantizar los derechos de los animales no lo sea, sólo que hay otras que PARA MI lo son más. Estamos en un país con casi cinco millones de parados, en el que mucha gente está perdiendo sus casas por no poder pagar la hipoteca, forzados a subsistir en condiciones infrahumanas. La cifra de mujeres que muere a manos de sus parejas al cabo del año es espeluznante. En muchos países africanos, la situación de hambruna es ya insostenible. ¿No habría que garantizar los derechos humanos, violados a diario en infinidad de países, antes de meternos con el tema de los animales?

Sé que esta entrada va a herir susceptibilidades en ambos bandos, pero una vez más, necesitaba dar mi visión sobre el asunto. Espero vuestros comentarios.

5 comentarios en “La visión de una taurina sobre el Toro de la Vega.

  1. Tu, opinion es muy respetable y sensata. Pero aunque tengamos que preocuparnos de temas mas importantes. Eso no creo que justifoque la salvajada de Tordesillas. Un saludo y felicidades por tu post. Me ha parecido un punto de vista muy interesante.

    Me gusta

  2. Inteligentisima opinión, es verdad eso que a la mayoria de los taurinos de verdad estan en contra de esta barbarie, donde nos degrada como personas, donde la plasticidad, arte o como se quiera llamar a otros eventos taurinos brilla por su ausencia…lo que no entiendo una cosa, si no te gusta ver morir a un toro y menos de esa manera, porqué vas a un evento donde su finalidad es clavarle lanzas hasta que agoniza (20 minutos!!!) y moriri desangrado??? Yo no estoy en contra de evntos taurinos como los que a ti te gustan, y lo sabes, pero si contra este "torneo". Un abrazo y sigue con estos articulos que se necesitan cerebros como el tuyo en los blogs ;)

    Me gusta

  3. Soy Rosa, no sé por qué no me deja publicar comentarios con mi perfil pero accedo al blog y al contestar me dice que no tengo permiso! Os contesto:@Rivas: Gracias por tu comentario.@Javi Garduño: Antes de que el toro entra en la zona del torneo, donde puede ser alanceado, baja por el puente en un desencierro muy bonito, que es digno de ver. Y no todos los días se ve correr así a un toro de 5 años y tantos kilos de peso, con una presencia imponente. Fui con mi padre para ver al animal y el encierro, y en cuanto el toro pasó por nuestro lado en la rotonda donde se coge la carretera de Madrid, nos marchamos. Afligido moría cuando nosotros entrábamos en Toro, lo fui siguiendo por Twitter. Gracias también por tu comentario! :)

    Me gusta

  4. Estoy de acuerdo en que los "ecologetas" siempre se fijan en lo mismo (lo que les da cancha y les hace salir en la tele). También creo que en una corrida de toros para que alcance todo su significado (el hombre contra el animal) el toro debe morir y por supuesto: pienso que el Toro de la Vega es una salvajada (si hablamos de tradición que vuelvan las cabras desde el campanario…etc) para que cuatro lanceros escondidos detras de matorrales y que en ningún momento se enfrentan al toro, se carguen a cuchilladas a un animal asustado. Toro de La Vega con final así NO!Twitter: @sope_siguP.D: te pasaré por twitter un par de artículos q me parecieron interesantes, uno sobre los toros y otro sobre el Toro de La Vega. Un saludo!

    Me gusta

  5. Hola, decir que hay mucha hipocresía en este tema, yo también he vivido los toros de cerca de pequeña, porque a mi padre y a mi abuela les encantaban, pero en este caso yo he salido a la rama materna, que no los entiende en absoluto pero los respeta. Las corridas de toros es un uno contra uno, el animal contra el hombre, y aunque el fin del toro sea morir, es un duelo entre 2 y aunque no me guste, lo respeto, es como tú dices, el toro de lidia se ha creado para esto.Pero es que lo del toro de La Vega ni lo entiendo ni lo respeto, es una verdadera salvajada, aquí no hay lucha igual por igual, aquí sólo se hace sufrir hasta morir al toro, es un espectáculo deprimente y bestia. Y no me vale la excusa de que es una "fiesta" que viene del siglo XV, se supone que hemos evolucionado algo, no? Como es una tradición de la Edad Media ya vale, pues no, precisamente esa época, por desgracia, destaca por lo salvajes que éramos en muchos aspectos…En fin, que hay tradiciones que no tienen ningún sentido y deberían desaparecer, como es el toro de La Vega, no hay nada que la justifique. Un saludo.

    Me gusta

¡Deja tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .