Tengo una propuesta para Toxo

Otra vez sale todo el mundo a la calle para protestar por los demenciales recortes que está llevando a cabo el Gobierno de don Mariano Rajoy, y otra vez se centra la gente en criticar cosas absurdas.

Por ejemplo, el hecho de que la familia Bardem, con Javier a la cabeza, se erija en defensora de la cultura patria. Personalmente este tipo me parece un prepotente y me cae como el culo, pero si consideramos el cine como parte de nuestra cultura, ¿quién mejor para representarlo que el primer actor español que ha conseguido un Oscar? Y no sólo él, sino toda su familia ha contribuído con mayor o menor acierto a engrandecer la historia del cine español. Nos guste o no. A mí me parece bastante noble que gente que no tiene problemas para llegar a fin de mes salga para apoyar y defender los derechos de todo el mundo.

Luego se le ocurre al señor Méndez, al término de la manifestación, irse a tomar unas cañas a una terraza. ¡Cómo osa!¡Qué despropósito! Seguro que todos los que fuisteis (yo ésta me la salté, que estaba de vacaciones), después os marchásteis a casa a daros cabezazos contra la pared por lo mal que está la situación. ¡No seamos cínicos y dejemos de buscar excusas tontas para denostar a los sindicatos!

Igual que la fecha de la huelga. Que claro, todo el mundo sabe que si no se convoca una huelga en agosto es porque los de los sindicatos tienen pagadas ya las vacaciones, como leí el otro día en Twitter. A nadie se le ha ocurrido que si la mitad de la población española no trabaja en verano porque coge vacaciones, la efectividad y el seguimiento de la huelga serían más bien nulos.

Todo vale para criticar a aquellos que decís que no os representan (aunque bien os aprovecháis de los convenios negociados por ellos, sobre todo cuando se trata de aumentos y días libres, eh pillines?). Y mientras tanto, mientras vociferáis consignas que a lo mejor ni os habéis parado a pensar, no protestáis ni un poquito por otras cosas, como el IBI de la Iglesia (y no me vengáis con lo de Cáritas que ellos mismos se han quejado de que la Iglesia sólo aporta el 2% de sus ingresos), lo que nos cuesta al año la Familia Real, la indecente cantidad de políticos que hay y que cobran dietas de alojamiento aun cuando viven en Madrid, y un larguísimo etcétera.

En fin… como ya le comenté a mi padre, que como mis lectores asiduos sabrán trabaja en CC.OO., creo que este sindicato debería replantearse algunas cosas, y aquí le dejo mi propuesta al señor Toxo por si quiere aplicarla:

– Renunciar voluntariamente a las subvenciones gubernamentales que se destinan a formación de trabajadores y parados. Esta cantidad, como ya comenté en otro post, se publica anualmente en el BOE, por si le interesa a  los que dicen que las cuentas de los sindicatos están plagadas de secretismo y son algo oscuro y turbio. Para saber el resto de los ingresos, sólo tienen que multiplicar el número de afiliados por el importe de las cuotas y voilà! Se acabó el misterio.

La solución para poder seguir ofreciendo estos cursos de formación podría ser un pequeño aumento en las cuotas de los afiliados. Si no es posible realizar esta subida debido a la crisis, no se ofrecen más cursos hasta que amaine el temporal.

– No atender a ninguna persona que no esté afiliada: ni el abogado, ni los asesores de cada federación. Creo que el abogado cobra por las consultas a la gente que no pertenece al sindicato (o a la que se afilió con posterioridad a cierta fecha, no estoy muy segura). No así los asesores que gestionan finiquitos, resuelven dudas sobre convenios, etc… por lo que también podría plantearse que cobren una cantidad determinada por este tipo de consultas a la gente que no paga cuota. ¿Si no pagas porque no te representan, a qué vas luego corriendo a que te saquen las castañas del fuego? Hay que ser consecuente con lo que uno piensa.

– Esto no sé si ya se hace o no, pero deberían publicar periódicamente un balance de los ingresos de la organización y a qué se destina cada porcentaje (sueldos, materiales, cursos, etc…). Así nadie podría acusarles de no ser transparentes.

A mi parecer, estas medidas, bastante sencillas de implementar, facilitarían la recuperación de la credibilidad de los sindicatos, bastante tocada ahora mismo. En sus manos lo dejo, don Ignacio.

¡Deja tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .