Más que demasiado

Otro día que casi se me olvida escribir el post. Comprendedme: el peor inicio de vacaciones posible por estar malita, ahora viendo las horripilantes imágenes del séptimo encierro de San Fermín en el que se ha formado un tapón con multitud de heridos como consecuencia…

Creo que me vendrá bien una excursión por las Américas. El monólogo de hoy tendrá una banda sonora de excepción, una canción que me encanta: Young Folks de Peter, Bjorn & John.

Disfrutadlo!

En la infancia eran los dulces de Halloween. Te escondías de tus padres y comías hasta ponerte malo. En la universidad era la peligrosa combinación del tequila y bueno… ya sabéis. En la cirugía hay que disfrutar de los buenos momentos, porque no suele haber tantos como desearías. Lo bueno no es siempre lo que parece. Abusar de cualquier cosa, incluso del amor, no siempre es conveniente.

¿Cómo sabes cuándo demasiado es demasiado? ¿Demasiado pronto? ¿Demasiada información? ¿Demasiada diversión? ¿Demasiado amor? ¿Demasiado que preguntar? Y… ¿cuándo es demasiado para soportarlo?

Anatomía de Grey, temporada 2, capítulo 10.

Feliz finde, y ¡felices vacaciones, yo!

¡Deja tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .