El nombre del juego

Este sábado huele a fiestas, pasadas por agua pero fiestas al fin y al cabo. Así que espero que comprendáis que no me enrolle mucho.

Vamos al lío: la canción escogida para el monólogo de hoy es uno de mis grandes descubrimientos musicales gracias a Grey’s anatomy. Se llama Crazy y es de Gnarls Barkley.

Un buen partido de baloncesto puede hacerte vibrar. En él cuentan la gloria, el dolor y, por supuesto, las jugadas. Y luego están los juegos solitarios. Los juegos en los que sólo participa uno. Jugamos a los juegos psicológicos para pasar el tiempo, para que la vida sea más interesante, para distraernos de lo que pasa en realidad. Hay personas a las que les encanta jugar, cualquier juego. Y hay personas a las que nos gusta jugar, tal vez demasiado.

La vida no es un juego con público. Ganar, perder, empatar. El juego evoluciona. Lo queramos o no. Así que sigue, peléate con el árbitro, cambia las reglas, haz trampas. Tómate un respiro y no olvides tus heridas. Pero juega. Juega. Esfuérzate. Juega rápido. Con soltura y libertad. Como si no hubiera un mañana. No se trata de ganar o perder, se trata de cómo juegues, ¿no?

Anatomía de Grey, temporada 2, capítulo 22.

¡Deja tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .