“El guardián entre el centeno”, J.D. Salinger

Lo confieso: soy una ávida lectora de best-sellers. Aunque siempre he pensado que lo importante es leer, esto que os cuento es algo que no me enorgullece, y lo reconozco. Así que decidí que, de cuando en cuando, debía leer algún clásico, para culturizarme.

Y mi primera elección fue la aclamada novela El guardián entre el centeno de J.D. Salinger.

Rye_catcherCuenta la historia de Holden Cauldfield, un adolescente adinerado que es expulsado de un colegio como antes lo había sido de tantos otros.

A pesar de que hasta la víspera de Navidad no debe volver a casa, se marcha tres días antes de lo previsto a Nueva York, por donde deambula dilapidando sus ahorros.

No sé si, como me dijo una compi del curro, este libro me ha pillado ya algo talludita, o qué, pero la verdad es que no me ha gustado mucho.

Supongo que si lo lees con 15 años, o en 1951 que es cuando se publicó, puede ser impactante. A mi no me ha dicho nada.

El protagonista es un tipo repelente y egocéntrico, que no tiene ni idea de lo que quiere, al que le revienta todo (expresión que en la traducción se utiliza constantemente) y que además es un cobarde, la oveja negra de la familia.

Además, en los tres días en los que discurre el relato, apenas pasa nada. Solo son las reflexiones de Holden, que además son bastante contradictorias. Supongo que así es la vida de un adolescente. Contradicción pura.

Estoy segura de que se me escapa la verdadera complejidad del asunto, y que he sido incapaz de apreciar los matices de la obra, pero teniendo en cuenta que es el libro de cabecera de algunos asesinos (como el de Lennon), casi prefiero no haberlo entendido bien.

Siempre que me enfrento a los clásicos del cine y de la literatura, me decepciono bastante. El nivel de mis expectativas es elevadísimo y claro, imposible de cumplir.

Por ejemplo, una de las cosas que me ha defraudado de este libro es que el título despista totalmente. Me he pasado media vida pensando que iba de algo que sucedía en una granja, en el corazón de los Estados Unidos de los años 50. Y sí, está ambientado en esa época, y trata temas como el abuso de alcohol, la prostitución, la homosexualidad… Pero ¡ni rastro de guardianes ni de centeno, oiga!

Bromas aparte, seré más cuidadosa con mis futuras elecciones de grandes éxitos de la literatura universal. ¿Le tocará a algún ruso?

¡Deja tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .