El corazón de la materia

Buenos días queridos: esta semana no ha sido la mejor. La casa nueva sigue sin estar en condiciones, porque al técnico del lavavajillas no le ha dado la gana volver a llamar para reprogramar la visita. Algunos días de curro han sido infernales. El martes casi palmo con el partido de Champions. Etcétera. No voy a entrar en más detalles para no aburriros.

Al menos este finde toca disfrutar con el niño de un Madrid medio vacío, que alguna ventaja tendrá que tener lo de no pillar vacaciones. Qué alegría esto de la Semana Santa y los puentes de Mayo, porque necesito un descanso. Bueno, y  ponerme a estudiar, porque hasta la fecha no he abierto un libro…

El monólogo de hoy tiene un título precioso, ¿no os parece? Habla de lo importante que es ser capaz de perdonar y también disculparse.

Os dejo con una canción de Yeah Yeah Yeahs llamada Rockers to swallow. Disfrutad del finde o de las vacaciones ;)

En la vida solo hay algo seguro, aparte de la muerte y los impuestos. Por mucho que te esfuerces, por buenas que sean tus intenciones, cometerás errores. Harás daño, te lo harán a ti, y si quieres recuperarte, solo puedes decir una cosa.

Perdonar y olvidar. Es lo que dicen. Es un buen consejo, pero no es muy práctico. Cuando alguien nos hiere, deseamos herirle. Cuando alguien nos trata mal, queremos tener razón. Sin perdón, las cuentas pendientes no se saldan, las viejas heridas no cicatrizan. Lo máximo que podemos esperar es que algún día tengamos la suerte de olvidar.

Anatomía de Grey, temporada 4, capítulo 4.

¡Deja tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .