Y llegó la inundación…

Buenos días mundo. Estaba dándole vueltas a la cabeza sobre qué contaros en el post de hoy. Hace tiempo que voy con demasiada prisa a todas partes y no dedico un rato a sentarme frente al ordenador y liberarme un poquito con cada palabra que suelto por aquí. Estaba pensando en cosas que me apetecería gritar y que no puedo…

Y mientras tanto, me tomaba un café enorme para no morir ahora en clase de spinning y cotilleaba Twitter. Y me he topado de repente con un vídeo que ha hecho que se me salten las lágrimas. Se llama #LikeAGirl. Porfa, vedlo.

Cuando somos pequeños, no tenemos prejuicios, los vamos acumulando con el paso de los años. Y dejamos que los de los demás nos vayan definiendo. ¿Por qué hacer las cosas “como una chica” tiene un significado tan negativo? Yo, que arrastro serios problemas de autoestima desde la infancia tardía y la adolescencia, agravados después por unas decenas de kilos de más que ya me he quitado de encima, me planteo ahora cómo he podido ser tan tonta. Porque no hay nada que no pueda hacer, y si me apuráis, bastante mejor que muchos hombres.

Pero nos machacan con estúpidos estereotipos hasta que a veces nos anulan casi por completo. ¿No os parece tristísimo? Si algún día tengo niños, trataré de que entiendan que sus límites solo pueden determinarlos ellos mismos…

Como cada sábado, tenemos una cita con los doctores del Seattle Grace Hospital. Tras haber tenido a Kelly conmigo durante una semana, tengo aún más ganas de viajar a Estados Unidos. Maybe next year? Para acompañarnos hoy, he escogido una canción de Emiliana Torrini. No, no es Jungle Drum. Se llama Ha ha. Espero que disfrutéis. Feliz finde!

A los cirujanos nos forman para reparar daños. En el trabajo, las situaciones críticas son nuestra línea de salida. En la vida, las situaciones críticas son un síntoma de debilidad. Y hacemos lo posible por evitarlas.

Los huesos se rompen, los órganos estallan, la carne se desgarra. Podemos coser la carne, reparar los daños, aplacar el dolor. Pero cuando la vida se derrumba, y nos derrumbamos nosotros, no existe la ciencia. No hay reglas absolutas. Solo podemos intentar hallar la salida, y para un cirujano, no hay nada peor, ni nada mejor.

Anatomía de Grey, temporada 5, capítulo 3.

¡Deja tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .