Antes y después

Teniendo en cuenta las horas que son, encuentro poco pertinente daros ya los buenos días. Hoy voy a otra velocidad, como a cámara lenta… Me levanté prontísimo para ir a hacerme una resonancia y al volver estaba tan cansada que me metí en la cama. Cuando abrí el ojo, era ya una hora indecente y eso me ha descolocado un poco.

Ahora toca planificar lo que queda de finde para que me dé tiempo a hacer algo de vida social, poner lavadoras como si se fuera a acabar el mundo, relajarme viendo series (atascazo tengo, oiga!) y darle un buen empujón al curso, que no se va a hacer solito.

Así que, sin más dilación, os dejo el monólogo de hoy. Lo acompaña una canción de Keri Noble llamada Emily. Enjoy!

Las historias de todos los pacientes comienzan igual, con ellos encontrándose bien. Empiezan en el antes. Se aferran a ese momento, al recuerdo de encontrarse bien, a ese antes. Como si hablar de ello fuera a trasladarles hasta allí. Pero no se dan cuenta de que el hecho de que nos lo estén contando a nosotros, sus médicos, significa que no hay vuelta atrás. Cuando vienen a vernos, ya están en el después. Y aunque las historias de todos los pacientes comienzan igual, su desenlace depende de nosotros, de que les diagnostiquemos correctamente. Sus historias dependen de nosotros, y todos queremos ser héroes.

Anatomía de Grey, temporada 5, capítulo 15.

¡Deja tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .