#RMs51 “Vamo’ a portarnos mal”, Calle 13

Buenos días amigüitos. He observado un fenómeno paranormal que quería compartir con vosotros: la semana previa a las vacaciones se complica siempre de una forma brutal. Yo creo que es una conspiración de ese señor tan malo que se llama Murphy con el gobierno o los extraterrestres o algo.

Además, las de Navidad no son unas vacaciones cualquiera. Quiero decir que muy relajantes no son. Con lo cual, venimos de una semana agobiante para llegar a otra… ejem…

Primera fuente navideña de estrés y desasosiego: la comida. Este frente lo tengo más o menos cubierto gracias a mis niñas de la clínica, que me hacen un planning especial y me dan consejos para que no me vuelva loca y quiera matarme de hambre para compensar los excesos. Que el año pasado el objetivo era no coger peso y perdí 4 kilos…

Este estresor nos lleva irremediablemente al segundo: la preparación de las comidas y cenas familiares. Toneladas de platos que luego se acumularán durante días en la nevera, porque a ver, si somos 7, ¿por qué tenemos que cocinar como si fuésemos a dar de cenar a todo un regimiento de Infantería? Mi no entender.

Y luego vas a desayunar tan tranquila, abres el frigo y ahí te encuentras a los langostinos, mirándote desafiantes, que te llevas un susto… Porque las cantidades ingentes de langostinos que compran las madres es de juzgado de guardia. Como si se fuese a terminar el mundo y estuviesen haciendo acopio de reservas para el búnker.

Tercer agente estresor: la familia. Mucha. Todo el rato. Que no te oyes ni pensar a veces. Pero bueno, mola reunirse de nuevo (siempre que esto no se produzca con demasiada frecuencia).

Otra cosa que me toca los pies de estas fechas es toda la gente que te felicita la Navidad o el Año Nuevo como si fueseis íntimos y durante el resto del año no te habla (o ni te mira). Pues mira, no. Estos son los mismos que te agregan a Facebook que te quedas con cara de “no puede ser verdad”. Pero lo es. ¿Qué oscuro objetivo tenéis? ¡Confesad!

Y ya paro de este alegato antinavideño. Trataré de desconectar del trabajo lo que pueda, estudiar lo justo y necesario, disfrutar con los amigos de siempre… Espero que vosotros hagáis lo propio.

Centrémonos en el tema que nos ocupa cada miércoles. Hoy José está reivindicativo y yo, por supuesto, me sumo. Nos referimos a la llamada Ley Mordaza, ese invento que el Gobierno se ha sacado de la manga para tenernos calladitos sin protestar por todas las tropelías que comenten.

El grupo portorriqueño Calle 13 nos regala un tema llamado Vamo’ a portarnos mal. ¡¡Tendremos que hacerles caso!!

¡Deja tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .