Masacre el día de San Valentín

¡Buenos días a todos! Amanecí con la irrisoria portada del ABC, en la que se tacha de populista al ministro griego de Economía, Varoufakis, porque tiene dos casas. Se conoce que si eres de izquierdas debes malvivir en un piso de alquiler de 50 metros cuadrados y comer lentejas todos los días. Cualquier cosa que se salga de ahí es demagogia, incoherencia y no sé qué más. Qué absurdas las etiquetas que utilizamos todo el tiempo en España.

A mí me parece que si alguien tiene una situación económica acomodada y aun así se preocupa de quienes no la tienen y lucha para mejorar sus vidas es digno de todo el respeto y admiración del mundo. Lo que haga con su sueldo no es asunto mío, ni de nadie.

Pero en este país nos fijamos en el populismo del nuevo Gobierno Griego porque, de lo contrario, tendríamos que poner el foco en los corruptos de todos los colores que habitan en el nuestro. Soy muy fan, por ejemplo, de los partidos políticos que llevan imputados, perdón, investigados, en sus listas. O de los diputados con casa en Madrid que cobran en dietas (es decir, además de su salario) 1.800 leureles al mes. Telita. Pero en fin, no quiero dejar que estas estupideces me pongan mal cuerpo. Hace un finde precioso y quiero aprovecharlo.

Se avecinan grandes cambios en mi vida. Aún no puedo contaros más, pero echo la vista atrás y es todo tan distinto de como me imaginaba hace un año… Por eso creo que el monólogo de hoy no podría ser más apropiado. Os lo dejo junto con The magnificent seven, un temazo de The Clash que a mí me ha dado energías para ir a la compra ;)

¡Feliz sábado!

El bisturí está hecho de acero inoxidable, cementado, esterilizado. Un gran avance desde el primer bisturí que era un palo afilado. La medicina no para de reinventarse, y también los cirujanos deben hacerlo. Hay que adaptarse a los cambios, y puede ser doloroso, pero sin ello, retrocederíamos en vez de avanzar.

Debemos seguir reinventándonos, casi cada minuto, porque el mundo cambia cada instante. Y no hay tiempo para mirar atrás. A veces nos imponen el cambio. A veces, sucede sin querer. Y lo aprovechamos al máximo. Debemos idear formas para curarnos constantemente. Cambiamos, nos adaptamos, creamos nuevas versiones de nosotros. Solo debemos cerciorarnos de que es mejor que la anterior.

Anatomía de Grey, temporada 6, capítulo 14.

¡Deja tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .