“Mi elección”, o cómo Elísabet Benavent se supera a sí misma

¡Buenos días a todos! Al fin llegó el día. Hoy termino mi etapa en este trabajo. Soy un manojo de sensaciones contrapuestas: alivio, tristeza, ganas de cambio, nervios… Lo único que tengo clarísimo es lo feliz que voy a ser si en el nuevo curro no me dan teléfono de empresa. De momento, unos días de descanso por delante con mimitos de mis progenitores me vendrán de perlas ;)

Antes de que sigáis adelante, debo confesar algo: no soy imparcial con los libros de Elísabet Benavent porque la adoro MUY FUERTE! Conocí a su Valeria por insistencia de mi mami, que me daba la matraca sin parar. “Tienes que leerlos, te van a encantar”, me repetía la señora Marivi. Al final claudiqué (como siempre con ella) y comencé En los zapatos de Valeria el jueves de la semana anterior a la de los exámenes de febrero de 2014. Mec. Error. No pude dejar de leer hasta el domingo, que finiquité el cuarto libro y al fin me puse a estudiar. Aprobé todas, que conste en acta.

Después de Valeria nació Silvia. En plenos exámenes de junio. Empiezo a pensar que en Suma de Letras me tienen manía!! Obviamente los dos libros que componen el Universo Silvia me duraron un suspiro. No así los apuntes, debo confesar. Soy lo peor!! (Pero volví a aprobar, que conste también).

Alba es la hermana pequeña de las chicas. Alguien que no soy, la primera parte de la trilogía Mi elección, vio la luz en diciembre. Como avanzadilla una portada muy sugerente, con tres ositos de gominola en actitud erótico-festiva. ¡Habían nacido los #PornoOsitos!

Libros_Elisabet_Benavent

Cuando comento sobre un libro la verdad es que no sé muy bien dónde poner el límite para no hacer spoilers. Vamos a intentarlo: Alba es una periodista que ronda la treintena. Lleva una vida cómoda: un trabajo que le encanta, unas amigas con las que se divierte, alguna cita ocasional… Y de repente, pierde su empleo. Una de sus amigas le consigue otro como secretaria en una empresa. Allí conocerá a Hugo y Nico, dos portentos físicos con los que comenzará una relación nada convencional. Vamos, que para quien no se lo haya imaginado por la portada, se lo montan los tres juntitos y eso.

A lo largo de esta nueva saga se descubre una Elísabet más madura pero que a la vez no ha perdido un ápice de esa frescura que caracteriza su manera de escribir. Creo que una de las claves de su éxito es que habla de personas reales, de historias que podrían sucederle a cualquiera y por eso las hacemos nuestras. Las interiorizamos tanto que de pronto nos estamos despollando de risa y al momento siguiente llorando a moco tendido.

Ejemplo: cuando acabé Alguien como yo y cerré el Kindle, suspiré profundamente y entonces rompí a llorar como un bebé. Por un lado, por el alivio de que la historia tuviese ESE FINAL. No podía tener otro. Por otra parte, porque me siento un poco vacía cuando termino un libro (o una saga, en este caso) que me gusta tantísimo. Y finalmente, por esternocleidomastoideo (ya tú sabes María Amparito).

En fin, que no me enrollo más, pero que gracias por todo pequeña. Por compartir con nosotros tus historias. Por las risas y las confidencias. Por haberme hecho sentir desde el minuto cero que nos conocíamos desde hace mil años. Por esos ratos tan graciosos y bochornosos a la vez. Por toda la laca del mundo concentrada en un solo lugar. Por todo. ¡Eres muy grande!

¡Deja tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .