“La chica de Los Planetas”, Holden Centeno

Cuatro post en una semana, ¿eh? No sé si estoy siendo muy pesada, podéis decirlo con confianza ;) El caso es que he devorado este libro en apenas cuatro días (y porque no he tenido mucho tiempo, si no hubiese caído antes) y quería compartirlo con vosotros.

Mis amigas de Twitter llevaban meses hablando de él y de su autor, Holden Centeno. Parapetado tras una gorra y unas Rayban Wayfarer, este madrileño había conseguido encandilarlas a todas con su historia de amor, o de desamor, no sé muy bien cómo definirla.

Yo, dado el atasco literario que acumulo en el Kindle y que no tiene visos de mejorar, porque quiero leer tantas cosas que me harían falta miles de vidas para hacerlo, no me había decidido aún por darle una oportunidad a ese chico que me recordaba inevitablemente (y por razones obvias) al protagonista de El guardián entre el centeno, de J.D. Salinger. Que, dicho sea de paso y como ya os contaba en esta entrada de 2013, no me gustó demasiado.

En resumen, que el señor Centeno me tenía algo reticente. Pero, cosas de la vida, en la última edición de la Feria del Libro de Madrid y por culpa de mi gabachita, que fue a saludarlo, acabé picando y tras conocer al autor (que es un tío que mola, todo hay que decirlo) me llevé La chica de Los Planetas firmada, of course.

Le prometí a Holden que sería lo siguiente que leería una vez terminase El destierro del ángel, y aquí estoy, con mi promesa recién cumplida, pues lo he terminado hace apenas unos minutos.

chica planetas_CUB.indd

¿Soy yo o la portada recuerda a El Principito?

La chica de Los Planetas es un conjunto de relatos que el autor comenzó a escribir en su blog en febrero de 2013 y que se divide en tres partes.

Las dos primeras no tienen nada que ver con esa historia real de amor, de idas y venidas, que nos ha dejado en vilo. Aun así, son pequeñas memorias que se te agarran a las tripas. Por ejemplo, la forma en la que Páez describe cómo se debe amar a una mujer, equiparándola con la forma que tienen los agricultores de cuidar su huerto, me pareció brutal.

La tercera parte nos habla de ella, de esa chica que consiguió meterse en la cabeza y el corazón de Holden, tanto que incluso creó este alter ego para ella.

No quiero contaros más porque estoy segura de que os lo destrozaría, pero joder! Cómo me gustaría que alguien escribiese así sobre mí. Chica de Los Planetas, sinceramente, no sé qué cojones haces que no esstás ya con él y os dedicáis a ser felices. Bueno, espero que sí lo hayas hecho y nos lo cuente en el siguiente libro.

La obra completa está plagada de referencias literarias y musicales (esto último seguro que ya lo habéis deducido con el título). De todas las canciones me quedo con esta, de la que se menciona solo una frase (“Ven a Madrid, ten un descuido”) y no está incluida en la lista del final, pero me venía muy bien hoy para expresar ciertas cosas.

Otra cosa que me ha llamado mucho la atención es que en el libro se habla una y otra vez de las coincidencias que les van sucediendo a ambos y que desafían las leyes de la probabilidad. Pues bien, esta mañana dejé la lectura en la página 274, porque había quedado para comer con un amigo y ya iba justa de tiempo. En esta página se habla de un bar de Malasaña, el Malabar, que no conocía. Tras zamparnos una hamburguesa más que contundente, mi amigo y yo nos hemos acercado dando un paseo hasta El café de Pepe Botella, uno de sus bares preferidos de Madrid, y nos hemos sentado a tomar algo a la terraza. Y al girar la cabeza para pedirle una Coca-cola Zero a la camarera (yo, Holden, tampoco soy mucho de café) ahí lo he visto. El Malabar, en la esquina de la Plaza del Dos de Mayo.  ¿Casualidad? ;)

Quiero finalizar este post con las palabras con las que Holden Centeno finaliza su historia (o la primera parte de ésta). Te las tomo prestadas, espero que no te importe:

La vida es la que es. Para unos es larga y para otros es corta. Para unos acaba antes y para otros termina después, pero en cualquier caso: pasa rápido. Hace mucho tiempo que decidí invertir mi tiempo en lograr pasar la vida con ella, a su lado, y así seguiré hasta conseguirlo. La quiero y punto; y sé que ella me ama a mí y a nadie más en el mundo. Lo que más me duele es que jamás podré explicar esto, ni siquiera con palabras.

La chica de Los Planetas, Holden Centeno.

2 comentarios en ““La chica de Los Planetas”, Holden Centeno

  1. Jo, yo empecé a leerlo y lo tengo a medias. Ahora mismo está un poco apartado. Me estaba gustando más de lo que esperaba, pero es que estaba con varios libros a la vez (craso error) y por A o por B, siempre lo he ido posponiendo. Prometo retomarlo, prometo terminarlo, este verano tengo mucho tiempo para leer, pero es cierto que también tengo una montaña literaria pendiente en mi carpeta de “libros no leídos”.

    Me gusta

¡Deja tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .