No me engañes (por favor, no te vayas)

¡Buenos días!

Qué lento pasa el tiempo cuando quieres que llegue un día en concreto. Para mí, la fecha deseada es el 27 de agosto, cuando pondré punto final a una etapa laboral un poco tortuosa, que aun así me ha servido para aprender muchas cosas, entre ellas lo que no quiero de un trabajo.

Esta semana he recibido una sorpresa muy especial. Hace unos días mataba el rato paseando por El Corte Inglés de Preciados mientras esperaba a que mi amiga Bárbara saliese del curro. Y entonces lo vi: un precioso bolso de Furla, modelo Candy bag, en color fucsia. Fue un flechazo, pero esa historia de amor estaba destinada al fracaso en cuanto giré la etiqueta y vi el precio. Lo nuestro no podía ser.

Este jueves estaba un poco pachucha, así que mi chico fue a recogerme a la salida del trabajo. Traía una bolsa de ECI. Sí, era el Candy bag! Aparte de lo preciosisisímo que es el bolso (no puedo dejar de mirarlo), lo que más me gustó fue que se preocupó de averiguar a través de una amiga cuál era el que quería (gracias, bruja) y que quiso tener un detalle conmigo ese día en el que yo no estaba muy allá. En fin, que me estoy poniendo moñas pero que os hacéis ya una idea de que morí de amor.

Bueno, no me enrollo más, os dejo ya el monólogo de este sábado. Nos acompaña una bonita canción de Brooke Waggoner llamada Fresh par of eyes. Disfrutadlo mucho, y también el finde!

Los médicos engañamos constantemente. Respondemos con vaguedad a preguntas difíciles. No decimos que el postoperatorio duele, decimos “notará alguna molestia”. Si no has muerto, te decimos que la operación salió bien. Pero el placebo es el mayor engaño del médico. A la mitad les contamos la verdad. Con la otra mitad rezamos para que el placebo parezca real. Y nos convencemos de que se sentirán mejor, creyendo que van a ayudarles cuando en realidad les dejamos morir.

Los médicos engañamos a diario. A nuestros pacientes, a sus familias. Sobre todo nos engañamos a nosotros mismos, y por eso tardamos un tiempo en darnos cuenta de que hemos tenido la verdad frente a nosotros.

Anatomía de Grey, temporada 7, capítulo 13.

¡Deja tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .