La hora de la verdad

Buenos días queridos:

Os escribo desde tierras sanabresas, donde he venido a pasar un finde familiar. Apenas hay cobertura, hace un frío de pelotas, pinta que la dieta me la voy a tener que pasar por el arco del triunfo, vamos a morir de intoxicación de dióxido de carbono por la chimenea y Noa está en modo escapista, pero bien todo, gracias.

Os dejo con el monólogo de hoy y un tema de Of monsters and men llamado Lakehouse, que me parecía irónicamente apropiado. Sed felices y disfrutad el día!

Imagínate que has estado tus cinco años de residencia practicando para ser cirujano, pero esos años de pronto no importan. Lo único que importa, lo que te separa del resto de tu carrera, es un examen oral. En un hotel al azar, en una ciudad al azar, con un examinador al azar, que te pregunta al azar “¿Nervioso?”. Deberías estarlo.

La guardería, el colegio, el instituto, la facultad, la residencia. Todo conduce a esto. Algunos se hunden con la presión. A otros les motiva. Sea como sea, no hay nada más que hacer. Se acabó estudiar, se acabó prepararse. Nos guste o no, la hora ha llegado. Lo único que te queda es presentarte.

Anatomía de Grey, temporada 8, capítulo 21.

¡Deja tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .