Debo haberlo perdido en el viento

Captura de pantalla 2017-03-28 a las 11.42.47

Buenos días queridos, ¿cómo estáis? He dejado esta entrada programada porque ahora mismo estamos disfrutando del regalito de Reyes que le hice a mi chico. Se trata de Waynabox: una cajita de aventuras que incluye viaje con vuelo y 2 noches de hotel. La peculiaridad es que no conoces tu destino (de entre unos 10 posibles) hasta dos días antes. ¡Y el nuestro ha sido Turín!

shutterstock_76711531---Piazza-S copia

Turín es la capital del Piamonte, región situada al norte de Italia, y es muy conocida debido a que su Catedral alberga una de las reliquias más famosas de la historia de la Cristiandad, la Sábana Santa. Y para los amantes del fútbol como yo, es la ciudad en la que juega la Juve!

Comenzamos nueva temporada de Anatomía de Grey, una de las más agridulces de toda la serie. Es bonita pero tan triste a la vez… Os dejo ya con el primer monólogo y con un tema de Cold Coast llamado Secret Sun. Espero que os guste!

Me vais a permitir (que para eso es mi blog) que aproveche para felicitar a un buen amigo que he conocido gracias a las redes sociales y que hoy cumple añitos. HAPPY BIRTHDAY, FABIÁN!

Nos vamos a exprimir la magia turinesa. Sed buenos…

Cuando tenía cinco años, mi madre me perdió en un parque. Sólo recuerdo que estaba montada en el tiovivo y que, de pronto, ella ya no estaba. No recuerdo cómo la encontré ni cómo llegué a casa. Sí recuerdo lo que pasó después. Me dijo que no me preocupara, que todo iría bien. Me dijo que íbamos a jugar a estar en silencio. Yo sabía que no tenía que preguntarle nada. Si no, podría haberle dicho que había olvidado mi muñeca. Me encantaba esa muñeca. Me dolió dejarla allí. Es curioso cómo funciona la memoria. Lo que recuerdas vagamente y lo que nunca olvidas.

Perderse puede tener su encanto. A veces, debemos perdernos para encontrarnos. Y a veces nos encontramos para volver a perdernos. No siempre podemos controlarlo, eso nos deja a la deriva. Y mientras te quedas en el porche mirando lo que estás a punto de dejar atrás, debes aceptar que desapareció, se perdió, como tú. Lo único que puedes hacer es quedarte quieto, respirar hondo e intentar aceptar el rumbo hacia el que te llevará el viento.

Anatomía de Grey, temporada 11, capítulo 1.

 

¡Deja tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .