Adónde vamos desde aquí

Hola, queridos míos. ¿Es posible que ayer se me olvidara poner el post otra vez? Sí, es posible. En mi defensa quiero alegar que tuve un día muy ajetreado. Un año más, el inicio de la Feria del Libro inundaba el Parque del Retiro de gente y literatura. Y allá que me fui, pertrechada de algunos libros que quería tener firmados, como los de mi admiradísimo César Pérez Gellida. Y menos mal que sólo me llevé 3, porque como era previsible volví con otros tantos. Con eso y con un dolor de espalda y una deshidratación importante, creo. ¡Hacía un calor insoportable! El próximo año me llevo dos litros de agua helada, un ventilador portátil y un carrito de la compra para transportar todo cómodamente.

Ayer fue día de literatura y de amigos. De la buena gente que traen las redes sociales entre toda una marabunta de pirados, cuñados y ofendidos de la vida. Hoy también ha habido tiempo para los amigos, y para sacar la ropita de verano, y para poner lavadoras y… Ahora tengo que ponerme un rato con el curso (tras el post) y después descansar, que me están entrando sudores fríos de pensar que mañana es lunes y no he parado en todo el finde. Y el que viene me voy de casa rural!

Os dejo porque quiero dejar enviada una tradu y terminar algunos ejercicios, y necesito un ratito de sofá y de no hacer nada… El monólogo que nos toca es de los que dan mucho que pensar. Y nos acompaña otra vez Ella Eyre, que me está encantando! El tema de hoy se llama If I Go. Disfrutad de lo que queda de finde. Mil besos!!

Al sufrir un trauma, el cuerpo despliega su propio sistema defensivo. Desde el primer segundo, el cerebro recibe la señal de que ha ocurrido una catástrofe. La sangre va a los órganos que más lo necesitan, inundando los músculos, los pulmones, el corazón, el cerebro. El cerebro decide por el resto del cuerpo: o enfrentarse al peligro o salir huyendo. Es un mecanismo diseñado para proteger el cuerpo. Para protegerle de que sepa que lo que ha pasado podría ser irreparable. Lo llamamos shock.

Cuando el shock remite, cuando el cuerpo acepta que se ha producido un trauma, cuando puede bajar sus defensas, es un momento aterrador. Es vulnerable. La respuesta al shock nos protege y puede que nos salve.

Anatomía de Grey, temporada 11, capítulo 9.

¡Deja tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .