Me entrego a ti

Queridas y queridos amigos: no ha sido una semana fácil. De momento no me apetece hablar del tema, pero muchos me habéis preguntado por qué estaba tan desaparecida en redes sociales estos días y quiero daros las gracias por haber estado ahí. Ya os diré más, lo prometo. Pero me ha alegrado muchísimo que estuvierais a mi lado (metafóricamente hablando). No puedo tener más suerte con la familia y amigos que me han tocado en esta vida. Si volviese a nacer, os querría conmigo otra vez.

Y la persona a la que más tengo que darle las gracias es a la que hace mi mundo tan bonito cada día. Hace ya tiempo pensaba utilizar este monólogo para contaros algo que me hace muy feliz. Y es que en unos meses me casaré con el hombre más maravilloso que habita la faz de la Tierra.

No es sólo porque tenga un talento espectacular y sea uno de los mejores (para mí el mejor) en su trabajo, sino que es una persona increíble. No tengo mucho más que añadir a lo que Meredith dice en la season finale de la temporada 14. Sólo que me hará muy feliz convertirme en tu mujer y dedicar el resto de nuestras vidas a estar el uno al lado del otro.

Os dejo, ahora sí, con el monólogo y con esta canción de Vance Joy que se llama Saturday Sun. Está lloviendo o nevando en media España pero no importa, el sol se lleva por dentro. ¡Feliz finde!

Un estudio dice que el matrimonio es bueno para la salud. Los casados viven más, sufren menos ictus y menos infartos que los solteros. Científico o no, ese estudio me parece irritante.   

Por suerte hay otros estudios que cuentan la verdad de los beneficios para la salud del matrimonio. Los beneficios no tienen que ver con el matrimonio. Esos estudios prueban que aguantar un matrimonio infeliz es lo peor que puedes hacer por tu salud y por tus hijos. Una mejor salud es el resultado de las relaciones saludables. No necesitas un cónyuge, sólo alguien en quien confiar. Alguien con quien hablar. Necesitas a alguien que celebre tus victorias y sufra por tus derrotas. A alguien que te perdone. Necesitas a alguien que no haga preguntas y que te acompañe en los giros inesperados que dé tu vida.

Anatomía de Grey, temporada 14, capítulo 24.

Anuncios

¡Deja tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.